Colaboraciones






Asociación "Amigos de la calle Nueva York"
 
 

Berisso, como todos sabemos, perteneció en un principio al antiguo pago de Magdalena, después a La Plata hasta que consiguió su autonomía en 1957.

El origen de Berisso parte de la instalación del saladero “San Juan" el 24 de junio de 1871, propiedad de Juan Berisso: "a su alrededor se núcleo un conjunto de ranchos habitados por las familias de los trabajadores que ocuparon sin proyecto ni trazados previos las tierras". (1)

En 1876 se hacen los primeros ensayos de carnes enfriadas, lo que trae como consecuencia el desarrollo de la industria frigorífica y la desaparición paulatina de los antiguos establecimientos saladeriles provocando la temida desocupación que se salva a tiempo porque el gobierno lleva adelante las obras del puerto.

Pero, los saladeros que dieron origen a Berisso no pudieron evitar su desplazamiento por la potente industria frigorífica.

Paulatina y sostenidamente el tasajo era desalojado del mercado de exportación como bien principal por las carnes congeladas, fue entonces cuando se instaló el primer frigorífico en Berisso. (2)

A partir de 1904 se inaugura en la zona el primer establecimiento dedicado al congelamiento de carnes: " La Plata Cold Storage SA.". Este sería la base de lo que en 1907 se convertiría en el frigorífico Swift.

Los norteamericanos comprendieron muy bien el negocio: en 1907 llega una comisión para visitar todos los establecimientos elaboradores de carnes. Se constata el carácter óptimo y la superioridad de la industria de la carne de Berisso. Por esto la decisión no se dilató y el precio no se discutió.

La operación se realizó en 1907 y Swift comienza a intervenir en la economía del país. Años después, en 1915, comienza a funcionar el frigorífico Armour.

El predio siguió ocupado por los saladeros hasta que en 1911 se firma la escritura de venta a favor de La Plata Cold Storage S.A. A partir de 1917 el nuevo nombre de esta sociedad será Frigorífico Swift. Esta empresa venderá en 1925 la esquina de Montevideo y D. Leveratto a la Sociedad The Patent Knitting Company Bs. As. Limited S.A., fábrica de tejidos de punto.

La empresa Swift llega a ser poderosa en diez años. En 1918 la casa principal de Chicago considera oportuno establecer en nuestro país el centro empresario de todos sus establecimientos en Sudamérica.

Se origina así la Swift Internacional S.A. Argentina con sede en Buenos Aires y de la que entran a depender sus frigoríficos de Uruguay, Paraguay. Brasil y Australia.

En tanto Berisso seguía creciendo conforme lo atestigua el censo general del partido de La Plata realizado en 1909. En el mismo se constata un caserío que se señala como Berisso con 406 casas, 22 negocios, dando cuenta que las viviendas eran en su mayoría de madera y zinc.

Así el pueblo se formó con el aglutinamiento de los hombres cerca de las fuentes de trabajo, los frigoríficos y en especial en la calle Nueva York y sus inmediaciones por ser el camino obligado para llegar a las fábricas.

En los años 30, en Berisso cuando funcionaban los frigoríficos, la calle Nueva York vivió épocas de esplendor. En esos años se jactaban de que era la calle más cosmopolita de la Provincia de Bs. As. (3)

Miles de extranjeros: sirios, búlgaros, griegos, croatas, polacos, españoles, italianos, lituanos, ucranianos, rusos, rumanos, servios, árabes, judíos, turcos, armenios, eslovenos, franceses, etc. recorrían diariamente su empedrado para ir a trabajar a los frigoríficos Swift y Armour.

En esas seis cuadras había bares, restaurantes, casa de juego clandestino, relojerías, pensiones, conventillos, sastrerías, zapaterías, tiendas, panaderías, dos joyerías y un cine (más de 120 comercios).

Entre 1910 y 1960 cualquier berissense se desvivía por tener un negocio en esa calle que era camino obligado de todos los que trabajaban en el Swift y Armour. Solo pocos lo conseguían porque por una "llave" había que pagar fortunas.

Durante esa etapa de esplendor la recorrían los quince mil obreros de los frigoríficos, centenares de marineros de los barcos que atracaban regularmente en el puerto y los estibadores.

En las pensiones y conventillos que existían a lo largo de esas seis cuadras vivían entre siete y ocho mil personas.

Precisamente Carlos Adam alude a las maderas de su casa (un conventillo en la calle Nueva York) "... de aspecto triste ... eran cubiertas por la mano de papá con una pintura de color gris acerada que acentuaba más su tristeza. Nosotros ocupábamos dos habitaciones y en las otras, vivía gente obrera, como mi padre... gente venida de Europa ... campesinos de Hungría, Checoslovaquia o Yugoslavia. En los primeros tiempos, mi padre alquilaba la pieza solamente si el futuro inquino era húngaro o conocía al menos ese idioma. Más tarde hacia 1943 ... se la alquiló a una familia polaca y muy poco después entró en el conventillo un matrimonio santiagueño joven... jamás vi a mi padre extender un recibo de alquiler..." (4)

Asimismo la calle Nueva York fue ruta de los tranvías 25 y 26. Además, algo típico por la que se la recuerda, es que existían unas pensiones de "camas calientes", llamadas así, porque siempre tenían a alguien durmiendo: cuando uno se levantaba para ir al frigorífico, otro que acababa de salir del trabajo se acostaba en ella.

Hasta la llegada de Juan Domingo Perón a la Subsecretaría de Trabajo y Previsión Social, las condiciones de trabajo de los obreros de la carne eran pésimas. No había higiene ni seguridad mínimas. Los trabajadores faenaban en medio de charcos de sangre. La primer gran conquista fue contar con un par de botas. Perón desde su puesto propuso cambios fundamentales en las condiciones de trabajo a través de una legislación adecuada y que generaría que la calle Nueva York y sus obreros se enlazaran definitivamente con quien será su líder.

Hacia 1945 el movimiento obrero era silenciosamente peronista: la detención del Coronel Perón desborda los acontecimientos y los obreros resisten a través de la paralización total de las fábricas de distintas provincias.

El 14 de octubre, la población de Berisso, netamente obrera y organizada en el Sindicato Autónomo de la Carne , se volcó espontáneamente a la calle Montevideo.

Otros piquetes lograron la suspensión de los servicios tranviarios y de ómnibus, paralización del cruce del canal por los botes y cierre de escuelas por ausencia de maestros. El 16 de octubre la C.G .T, lanza un paro general y pide elecciones libres. En Berisso las mujeres inician la manifestación acercándose a los frigoríficos en busca de adhesión de los obreros, los que paulatinamente van engrosando la columna que, presidida por abanderados recorre la calle Nueva York, Río de Janeiro hasta el "Puente Roma". (5)

Un comité de enlace intersindical (Berisso. Ensenada, La Plata , Gran Bs. As.) preparaba un plan de movilización y desde Berisso partiría para realizar una marcha sobre Plaza de Mayo. Después se declaró la huelga por tiempo indeterminado hasta conseguir la liberación y reposición de Perón en el gobierno. En la madrugada del 17 de octubre comienza a agruparse la gente inaugurándose una nueva jornada de participación a través de la movilización, que definiría una identidad, y ganando los obreros su ciudadanía política, sellan con Perón un acuerdo que ya no se rompería. (6)

En la década del cincuenta hay toda una trayectoria ascendente. Son años fáciles de negocios crecientes, de gente presurosa que la recorre... son años felices para la calle Nueva York.

"El marco fáctico que constituyó Berisso ya no existe, pero la comunidad está armada a partir de ese marco y es el que le da sustento." (7)

Queremos preservar la identidad de la calle Nueva York y conservar su patrimonio arquitectónico, testimonio mudo de una época histórica de esplendor para que esos "héroes oscuros ... caminantes de la ciudad, habitantes de los barrios ... pueblo oscuro de las cocinas .-. protagonistas de esas "fiestas efímeras" que constituyen lo cotidiano, observen que se respetó la memoria de los que forjaron Berisso. (8)

Nuestra calle Nueva York aún está dormida pero cada casa es una historia que representa los orígenes de nuestro país.

Se trata de establecer para el futuro el verdadero ayer cargado de trabajo, lucha y esperanza. En esa reconstrucción la calle Nueva York, ocupa un lugar vertebral, en la historia de Berisso, de la provincia y de la Nación.

Finalmente el P.E.N a través del decreto 735/2005 ha declarado lugar histórico nacional a la calle Nueva York de la ciudad de Berisso.

De esta manera se ha cumplido ampliamente uno de los propósitos que convocó a la Asociación “Amigos de la calle Nueva York” presidida por Alberto Nikoloff lamentablemente fallecido antes de este logro.

La flamante calificación abre nuevas posibilidades y por sobre todo comienza el trabajo de recuperación de su fisonomía original.

Marta Susana Petit
Miembro de la Asociación “Amigos de la calle Nueva York”


Citas bibliográficas

(1) Adam, Carlos "Berisso y el ayer". En Quiron volumen 14 Nº1. La Plata , enero-marzo 1983
(2) Mirta Zaida Lobato. La vida en la fábricas. Prometeo Libros. Año 2001 pág. 42-43
(3) "Una calle de Berisso que va en busca de su Historia". En diario Clarín. Lunes 14 de agosto de 2000
(4) Adam, Carlos, Op. Cit P. 106
(5) Sanucci, Lia. Berisso. Un reflejo de la evolución argentina, La Plata , municipalidad de Berisso, 1983
(6) Romero, Luis Alberto. Breve Historia contemporánea de la Argentina. Bs. As. E. Fondo
de Cultura Económica. Año 1998 P. 136
(7) María E. Costa y Daniel Sánchez. Percepciones, vivencias cotidianas y afirmación de identidades populares en torno a la calle Nueva York de Berisso. En Berisso Escenas de su Historia. Publicaciones del Archivo Histórico de la Provincia de Bs. As. La Plata. 2003
(8) Michel de Certeau citado en Zubieta, Ana María "Cultura popular y cultura de masas". Bs. As. E. Paidós año 2000 P. 79

         
Asociación de Amigos del Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires "Dr. Ricardo Levene"
Calle 49 Nº 588 piso 2º - CP 1900 La Plata - Buenos Aires - Argentina
TE (54) - (221) 4824925 int. 103 / e-mail: amigoslevene@argentina.com